Guía de viajes Rutas de senderismo
Wanderer Banff

Senderismo

Compartir
Descubre la naturaleza y deja que tu mente se aclare con cada paso que des: Hay muchas razones para hacer senderismo. Todo lo que necesitas para empezar son tus piernas y un par de zapatillas cómodas y ya tienes todo un mundo de posibilidades a tus pies. Cuanto más exigente se vuelve el tour - a más tardar, cuando pises terreno alpino - las exigencias en cuanto a equipamiento, condición y técnica también aumentan.
Responsable de este contenido
Redacción de Outdooractive 


Destacados

Todas las regiones

¿Qué es el senderismo? Una breve definición:

El senderismo es una actividad deportiva no competitiva que consiste en caminar por redes de senderos y caminos ya existentes en espacios abiertos y naturales. Así, el senderista además puede interactuar con el medio natural y cultural de una zona. Algunas de las ventajas de este deporte, es que no requiere una preparación física o técnica especial, puede realizarse durante todo el año y promueve el bienestar tanto mental como físico. Para una mejor orientación y clasificación de los senderos, en muchos países, éstos se encuentran homologados y señalizados por el organismo competente. Ya que existen diferentes tipos de senderos, con diferentes tipos de dificultades, este deporte es apto para personas de todas las edades. Además, sólo se requiere un equipo básico para poder realizarlo.
Senderista en una viña
Foto: Heilbronner Land, www.flickr.com; CC BY-SA 2.0

Senderismo en Outdooractive

En Outdooractive hemos reunido las siguientes actividades bajo el término de “senderismo”:
  • Ruta clásica de senderismo

  • Senderismo de larga distancia (senderos transfronterizos que por lo general superan los 300 km de distancia)

  • Ruta de peregrinación (rutas tradicionales de senderismo que conducen a lugares de peregrinación)

  • Senderismo temático (rutas de senderismo que informan sobre un tema específico)

  • Recorrido por la ciudad (caminatas cortas por ciudades, pueblos y sus atracciones)

Requisitos de salud para practicar senderismo

Para poder realizar una caminata moderada en la llanura, una persona sana no necesita más que tener una condición física general estable.

Entre más más extremas sean las condiciones climáticas, más largas sean las distancias, más aumente el desnivel y más alpino sea el terreno, también aumenta el nivel de exigencia de una ruta de senderismo. Por lo tanto, se vuelve indispensable contar con una buena condición física, no temerle a las alturas y saber moverse con seguridad por terrenos escarpados.

A las personas con enfermedades preexistentes, con poca experiencia en senderismo y que están planeando un tour de larga distancia o de mayor dificultad, se les recomienda someterse a un chequeo médico con anterioridad.

Senderista caminando por una cresta de montaña
Foto: Bad Kleinkirchheim, www.flickr.com; CC BY 2.0

Niveles de dificultad de rutas de senderismo - ¿existe una clasificación oficial?

En muchos países no existe una escala oficial para indicar la dificultad de las rutas de senderismo. Sin embargo en ocasiones se utiliza la escala suiza SAC, que fue introducida en el año 2002 por el Swiss Alpine Club (SAC).

La clasificación va desde el grado T1 hasta el grado T6. El nivel más fácil describe una ruta de senderos bien señalizados en los que no existe riesgo de caídas. El más exigente describe el senderos de tipo alpino en terrenos que por lo general son muy expuestos, tienen pasos de escalada y no son claramente visibles.

 

En España, los senderos además se clasifican en tres grupos: Los locales (SL), que son los senderos más cortos y fáciles (marcados con franjas blanca y verde); los pequeño recorrido (PR), que no superan los 50 km y pueden realizarse en una jornada de un día (franjas blanco y amarillo) y los gran recorrido (GR), marcados con los colores blanco y rojo, que superan los 50 km y pueden incluso ser transfronterizos.

El equipo adecuado para practicar senderismo

Una vez que hayas elegido la ruta que deseas realizar, necesitas el equipo adecuado. La experiencia de tu ruta puede empeorar notablemente si usas la ropa o los zapatos equivocados o no llevas las provisiones justas.

 

A continuación encontrarás algunas recomendaciones de lo que no debe faltar en tu equipo de senderismo:

Zapatillas de senderismo con buen agarre
Foto: airFreshing, www.flickr.com; CC BY-ND 2.0
Ropa y calzado
  • Zapatillas a medida, cómodas, con suela firme y buen agarre (cuanto más difícil es el terreno, más firme debe ser el calzado)

  • Parte superior de material que permita evacuar el sudor y de secado rápido

  • Pantalón de material sintético, resistente y elástico

  • Chaqueta impermeable de material resistente al viento y al agua con capucha

  • Ropa interior ligera de repuesto para cambiarse

  • Calcetines con plantilla reforzada de tejido mixto o tejido de rizo

  • Para temperaturas bajas: ropa interior funcional, chaqueta o suéter térmico, gorro y guantes

Accesorios

  • Mochila de trekking con sistema de transporte acolchado, de 20 a 30 litros para excursiones normales

  • Mapas topográficos y guías

  • Protección contra los rayos UV (sombreros, gorras, gafas de sol y crema solar)

  • Botiquín de primeros auxilios, manta isotérmica y teléfono móvil (para una posible llamada de emergencia)

  • Cantimplora o botella de agua, provisiones

  • Opcional: bastones de trekking (aumentan la seguridad al caminar y trepar por suelos resbaladizos, ayudan a preservar las articulaciones al bajar una pendiente, optimizan el esfuerzo).

Beneficios del senderismo para la salud

Las ventajas del senderismo no solo se encuentran en disfrutar de la naturaleza, sino en mejorar el estado de salud física y mental. Al caminar por la naturaleza nuestro cuerpo disfruta de muchos beneficios:
Senderistas disfrutando del panorama en Tirol del Sur
Foto: Tiberio Sorvillo (Tourismusverein Ritten), www.flickr.com; CC BY-ND 2.0
Corazón: El senderismo fortalece el corazón. El movimiento de intensidad ligera-moderada incrementa el tamaño de las cavidades, lo que le permite al corazón bombear una mayor cantidad de sangre, disminuir el riesgo de coágulos  y proveer al cuerpo entero con más oxígeno y nutrientes.

 

Grasas en la sangre: Practicar senderismo baja los niveles de colesterol. El nivel del colesterol “malo” (LDL) baja y el del “bueno” (HDL) sube. Esto disminuye los riesgos de padecer de enfermedades cardiovasculares.

 

Tensión arterial: Está comprobado que practicar senderismo con frecuencia reduce la tensión arterial.

 

Pulmones: Al caminar por la naturaleza el ritmo respiratorio aumenta y, por tanto, también lo hace la capacidad pulmonar. Además, respirar aire puro previene muchas enfermedades respiratorias.

 

Huesos: Practicar senderismo con frecuencia ayuda a aumentar la densidad ósea y por consiguiente a prevenir la osteoporosis.

 

Metabolismo: al estar expuestos a diferentes condiciones climáticas nuestra piel se vuelve más resistente y la circulación sanguínea aumenta. Además, practicar senderismo estimula la digestión y reduce el apetito.

 

Sistema inmunológico: Practicar senderismo con frecuencia fortalece el sistema inmunológico y, por tanto, nos protege de diferentes enfermedades.

Senderistas bien equipados en un sendero de Tirol del Sur
Foto: Luca Guadagnini (Tourismusverein Ritten), www.flickr.com; CC BY-ND 2.0

Sellos de calidad para senderos

En el momento de planificar un tour, muchos desearían tener una lista de los senderos más hermosos de una zona. En realidad, resulta difícil realizar una calificación objetiva cuando se trata de estética, pues existen muchos factores diferentes que influyen en la percepción de cada persona.  

 

Sin embargo, muchos países se han esforzado en crear una calificación objetiva de sus rutas de senderismo y crear sellos de calidad confiables, basados en diferentes criterios, tales como las vistas durante el recorrido, la señalización, las opciones de tomar un refrigerio en el camino o de visitar un lugar de interés.

 

A pesar de esto, es importante recordar que tomar estas estas medidas y adquirir los sellos en muchas ocasiones supera el presupuesto del que disponen las comunidades más pequeñas, lo cual no significa, que éstas no cuenten con senderos igualmente atractivos.

Senderismo con niños

Descubrir la naturaleza con niños puede ser una experiencia muy gratificante, pues ellos perciben su entorno con un entusiasmo, una sensibilidad y una capacidad inmensa de sorpresa, de los que deberíamos dejarnos contagiar.

Aquí hemos recopilado algunos consejos, para que tu próximo tour de senderismo junto a los pequeños – según su edad – sea todo un éxito.

Senderismo en familia
Foto: Tiberio Sorvillo (Tourismusverein Ritten), www.flickr.com; CC BY-ND 2.0
Niños de 1 a 3 años

Incluso los más pequeños pueden ser llevados en una mochila portabebés a hacer senderismo. Sin embargo, dado que apenas pueden moverse en la mochila y están totalmente expuestos a las inclemencias del tiempo, se requiere especial precaución contra el frio, el calor y la insolación. Además, se deben tomar descansos regulares para que los pequeños puedan moverse libremente durante este tiempo.

La duración total de la excursión no debería superar las 4 horas. Quien cargue la mochila debe estar absolutamente a la altura de las condiciones de la ruta para no poner en peligro la seguridad del niño.

 

Niños de 3 a 6 años 

Tan pronto como los niños son un poco más grandes, prefieren explorar sus alrededores de forma independiente. Los árboles y las rocas que se pueden trepar son excelentes para mantener contentos a los más pequeños. Es importante tomar descansos con frecuencia, para que puedan jugar y relajarse en calma.

Los senderos expuestos son menos recomendables si los niños no están acostumbrados a este tipo de terreno. La excursión no debería durar más de cuatro horas.

 

Niños de 6 a 10 años

Entre los seis y los diez años de edad, los niños aumentan su resistencia y condición física. Caminatas más largas de hasta cinco horas son posibles. Además, al adquirir práctica, pasos más empinados y de escalada pueden ser superados, siempre y cuando cuenten con la asistencia de un adulto que transmita los conocimientos oportunos.

 

Niños de 10 a 14 años

En la edad de educación secundaria se pueden realizar excursiones exigentes. Los niños a menudo ya tienen una buena resistencia. Su fuerza física aumenta y su coordinación mejora. Al adquirir más experiencia, incluso se pueden planificar excursiones de varios días con una estancia en un refugio de montaña.

Es recomendable no superar un tiempo de marcha de siete horas y adaptarlo siempre a la condición de cada niño, para que no deje de ser una experiencia divertida y gratificante para todos.

Niños jugando en un riachuelo
Foto: Bad Kleinkirchheim, www.flickr.com; CC BY 2.0
Consejos de seguridad

La seguridad de los niños es de suma importancia. Una buena planificación de la ruta (longitud y estado de la ruta, pronóstico del tiempo, tipo de terreno, etc.) ayuda a evitar peligros. Es importante recordar que el adulto sólo debe llevar a un niño a una excursión, si él mismo se mueve con total seguridad en el terreno.

Los adultos deberían dejar ir a los niños andar por delante, si el terreno es seguro y manejable. Así, es posible tener a los pequeños siempre a la vista y asistirles en caso que lo necesiten. Los niños más pequeños deben ser cogidos de las manos en lugares donde haya riesgo de resbalarse o caerse.

 

El equipo apropiado 

Al practicar senderismo con niños, es importante ir equipados de forma correcta.

Es esencial llevar una cantidad suficiente de bebidas, alimentos ricos en hidratos de carbono cómo frutos secos, nueces y barras de cereales, ropa para cambiarse en caso de que se mojen, protección contra la lluvia, protección solar y botas de montaña que protejan los tobillos.

A los niños les gusta llevar algunas de sus cosas en sus propias mochilas. Sin embargo, debemos asegurarnos de que la mochila no sea demasiado pesada y esté bien acolchada.

Senderismo con perros

Muchos senderistas disfrutan de llevar a sus compañeros de cuatro patas a sus excursiones. El movimiento al aire libre tiene muchos beneficios para el perro y su amo.

 

Sin embargo, vale tener en cuenta algunos aspectos antes de disfrutar juntos de caminar por la naturaleza, tales como la condición física del perro y las provisiones apropiadas.

Practicando senderismo con el amigo de cuatro patas
Foto: CC0, pixabay.com
Requisitos de salud

Se puede decir que todo perro en buen estado de salud es capaz de realizar un tour de senderismo con su amo. No obstante, vale la pena hacer chequear al perro por un veterinario antes de salir a realizar excursiones con él.

Además, es recomendable preparar al perro con algún tiempo de anticipación mediante un entrenamiento regular para el próximo reto y así fortalecer su condición gradualmente.

 

Escoger la ruta apropiada

Para que ambos (amo y perro) disfruten de practicar senderismo juntos, el amo debe elegir la ruta apropiada e informarse exactamente sobre las condiciones del tour planeado. Especialmente en terrenos alpinos, no resulta extraño toparnos con una escalera de hierro o un corto paso de escalada y resulta imposible avanzar el perro.

 

Además, hay que tener en cuenta que no todos los perros - aunque son persistentes corredores y hábiles en los senderos estrechos - pueden ser llevados a terrenos exigentes. Depende siempre de qué tan entrenado y acostumbrado esté el perro a terrenos difíciles.

 

La mejor opción es acercarse lentamente a los retos más grandes y prestar atención a al comportamiento del perro en cada situación.

Equipo para el perro

Senderistas que salgan a realizar un tour con su perro, deben estar equipados con los siguientes accesorios:
Perro recorriendo un sendero
Foto: CC0, pixabay.com
Zapatillas para perro 

Puede parecer un poco exagerado en un comienzo, pero llevar zapatillas de senderismo para perro puede ser una buena idea para cuidar patas sensibles. – en especial, si el terreno por el que vamos está cubierto de nieve, hielo o piedras puntiagudas.  

 

Correa y arnés

Para caminar por rutas en terrenos alpinos, se recomienda llevar una correa con un arnés a la medida para el perro. Los collares son peligrosos debido al riesgo de estrangulación en caso de una caída. Incluso en recorridos por terrenos planos, una correa puede enredarse y causar heridas al momento de tratar de soltarse.

Las correas demasiado largas tampoco son recomendables, pues es bueno llevar al perro cerca en terrenos expuestos o escarpados.

 

Primeros auxilios

Si el compañero canino se lastima durante un tour, es indispensable tener un botiquín de primeros auxilios. Éstos se pueden comprar ya listos. Siempre debemos llevarlo en la mochila y en él no deben faltar vendas, tijeras, solución salina estéril y pinzas para garrapatas.

 

Provisiones y agua

También es importante llevar suficiente alimento, snacks y agua para el perro a nuestras excursiones. Para que les resulte más fácil ingerirlos, se pueden platos plegables, que son cómodos de llevar.

 

Ropa protectora y toalla para perro

La protección contra el viento y la lluvia debe formar parte del equipo que llevamos a excursiones de senderismo con perros. Además, también es útil llevar una toalla para perros que les guste meterse al agua.

  • 2D 3D
  • Mi mapa
  • Contenidos
  • Mostrar imágenes Esconder imágenes